Desorganización, descontrol y desplifarro del Ayuntamiento de Madrid en todo lo referente al Urbanismo/2

El palacio de Cibeles costó 500 millones, 75% más de lo presupuestado.
El traslado de la sede del Ayuntamiento de Madrid desde la plaza de la Villa, con 300 años de historia, al Palacio de Telecomunicaciones, en la plaza de Cibeles, fue una de las decisiones más costosas, en términos políticos y económicos de Alberto Ruiz-Gallardón (PP).
El Ayuntamiento obtuvo el edificio del Estado a cambio de inmuebles valorados en 360 millones de euros. Luego acometió una reforma que se inició con un presupuesto de 80 millones y se elevó finalmente, según reveló Gallardón en 2011, a 126 millones. Sin embargo, según un documento oficial al que ha tenido acceso EL PAÍS, el coste definitivo de la reforma fue de 138 millones, es decir, un 10% superior a lo admitido por Gallardón en 2011. Así, la operación completa rozó los 500 millones.

Gallardón ejecutó en su mandato (2003-2011) inversiones por valor de 10.500 millones de euros (casi cinco veces el presupuesto total del Ayuntamiento en 2002). La mitad de esos proyectos se hicieron con dinero prestado por los bancos que aún está por devolver. La obra más relevante fue el soterramiento de la M-30 (4.745 millones) bajo el parque de Madrid Río (371 millones), pero también se invirtió en instalaciones culturales (640 millones) y deportivas (422 millones), etcétera.
Entre esos proyectos, los hay polémicos porque ahora apenas tienen uso (la Caja Mágica costó 294 millones, el doble de lo previsto; la Nave Boetticher, con 30 millones de presupuesto inicial, sigue sin inaugurar tras seis años de obras) o porque están paralizados (el Centro Acuático lleva cuatro años parado, una década en obras, y acumula un sobrecoste del 40%). Pero el Palacio de Cibeles es el que más daño político infligió a Gallardón porque se acabó en plena crisis económica, subrayando así detalles como que el despacho del alcalde tuviera 80 metros cuadrados.
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/05/13/madrid/1400010489_722177.html

UPyD denuncia que el Ayuntamiento de Madrid permite la demolición de un edifico protegido
Se trata de un edificio del paseo de Alfonso XII, del que ya se ha demolido media fachada, para construir un hotel.
El inmueble situado en la calle Alfonso XII 15 y Paseo Infanta Isabel 13, propiedad de la sociedad Castillo de Aldovea, tiene la mitad de la fachada derruida, a pesar de ser protegido y de que el área de Urbanismo del Ayuntamiento declaró que era preceptivo el mantenimiento de la fachada.
El inmueble está en proceso de reforma para la instalación de un hotel, aunque su condición de bien protegido implica el respeto íntegro a su fachada, como quedó establecido tras la última modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que rebaja la protección de los edificios considerados Bien de Interés Cultural (BIC), blindando poco más que su fachada principal.
Es decir, respetándola, puede hacerse con el inmueble lo que se desee, incluyendo la modificación de la volumetría o incluso más plazas de parking subterráneo.
¿Para qué sirve entonces la protección del Patrimonio? ¿Se están obviando los dictámenes de la Comisión?”
http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/43959-upyd-denuncia-que-el-ayuntamiento-de-madrid-permite-la-demolicion-de-un-edifico-protegido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s