El Ayuntamiento de Madrid desmantela su política turística pese al desplome del sector

Ha reducido al mínimo el área encargada de dirigir su política turística, ha desechado la estrategia consensuada con el sector y se ha puesto en manos de una consultora privada. Y ello pese al desplome de viajeros en 2013 y a las críticas de oposición, sindicatos, organizaciones e incluso alguna gran multinacional española.
Tanto la inversión municipal en turismo como la cifra de trabajadores dedicada a diseñar sus estrategias ha mermado desde finales de 2011, cuando Botella accedió a la alcaldía.
El último recorte se producirá este mes, cuando 17 trabajadores abandonen esas tareas, que llevan realizando años.
Nadie cubrirá su hueco.

El Ayuntamiento tenía en 2011 dos organismos dedicados a vender Madrid: el Patronato de Turismo, con 8,5 millones de euros de dinero público y 67 trabajadores; y Promoción Madrid, con 22 millones y 57 trabajadores. Se fusionaron en uno, Madrid Visitors, con 134 trabajadores y 22,7 millones, que en verano de 2013 se fusionó con la empresa municipal de actividades culturales y la de congresos (quebrada) para crear Madrid Destino. Tenía 425 trabajadores, pero solo 59 se dedicaban al área de Turismo. Con la marcha de esos 17 trabajadores, serán 42, es decir, un 69% menos que hace dos años.
La empresa carece, además, de un mando claro, tras el fallecimiento hace tres meses de su consejero delegado, Pablo del Amo, que no fue sustituido. Las competencias turísticas han pasado de estar dirigidas directamente por el vicealcalde, en 2012, con un área específica en el gobierno local, a estar en manos de una gerente en una empresa municipal.
El plan estratégico que diseñó el gobierno municipal en abril de 2012, que debía durar hasta 2015 y fue fruto del trabajo conjunto de oposición, sindicatos, empresas del sector y universidades, se ha desechado, y en su lugar se ha encargado otro a una consultora privada, THR, una elección criticada en el sector por su falta de experiencia en urbes como Madrid. El Ayuntamiento ha anunciado que se hará público en junio, pero se ha negado a desvelar cuánto ha costado; al depender de una empresa municipal, el contrato no tuvo que someterse a escrutinio público, como es obligatorio en la Administración. La opacidad del Ayuntamiento es completa: ayer, el edil de Turismo se negó a rendir cuentas ante la oposición, y en su lugar puso a dar explicaciones al jefe de recursos humanos de la empresa.
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/05/19/madrid/1400532349_923967.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s